Comisión de DDHH, Equidad y Género

Se cumplió en la sala “Carlos B. Rusch” de la
Corporación, un muy interesante taller sobre prevención de suicidios.
El mismo fue orientado por el Grupo Prevención y Comprensión del Suicidio de
Soriano y se basó en el encare de este flagelo desde una mirada comunitaria.
Estuvo destinado particularmente a ediles, a fin de obtener conclusiones sobre
la capacidad transformadora de los agentes políticos.
Hubo coincidencias en el principio de que es hora de actuar, ya que está
demostrado que los suicidios son prevenibles.
Quedó de manifiesto que la prevención del suicidio no se ha abordado
apropiadamente debido al tabú existente en muchas sociedades para
examinarlo abiertamente.
Hay que comprender que estos mitos y tabúes deben quedar fuera de
circulación.
Además, que quienes hablan de suicidio pueden estar pidiendo así ayuda o
apoyo y es falso que estén dispuestos a no concretar su propósito.
Un número significativo de personas que contemplan el suicidio presentan
ansiedad, depresión y desesperanza y pueden considerar que carecen de otra
opción.
También es falso que la mayoría de los suicidios suceden repentinamente, sin
advertencia previa.
Por el contrario, un número muy importante han sido precedidos de signos de
advertencia verbal o conductual.
Desde luego, algunos suicidios se cometen sin advertencia previa, pero es
importante conocer los signos de advertencia y tenerlos presente.
Por otro lado, debemos descartar de plano el tabú que afirma que el suicida
está decidido a morir y lo concretará.
No es así; los suicidas suelen ser ambivalentes acerca de la vida o la muerte.
Alguien puede actuar impulsivamente, aunque hubiera preferido seguir
viviendo.
En absolutamente todos los casos, el acceso al apoyo emocional en el
momento propicio puede prevenir el suicidio.
Apoyando su información con diapositivas, el Grupo Soriano de Prevención y
Comprensión del Suicidio, dejó claro el objetivo de su accionar, así como la
necesidad imperiosa de que nos involucremos todos como comunidad y en ese
orden también los agentes políticos, poniendo en práctica una capacidad
transformadora.

La mirada debe ser de amplitud y de atención en los elementos y momentos
reveladores de la existencia de este flagelo comunitario, para de esa manera
poder actuar decidida y oportunamente en todos y cada uno de los casos que
se presenten.
Hablar de suicidio no es una mala idea y jamás puede interpretarse como un
estímulo, como se ha sostenido falsamente desde hace muchísimo tiempo.
No solo se debe hablar, sino fundamentalmente actuar con deseo pleno de ser
útiles, premisa fundamental para nuestra capacitación en el tema.
Es necesario que todos hablemos de salud mental y bienestar psicosocial.
Como soporte estará siempre disponible la atención telefónica:
? LÍNEA VIDA: 0800 0767/ *0767
? APOYO EMOCIONAL: 0800 1920
Los integrantes del Grupo Soriano de Prevención y Comprensión del Suicidio
que participaron fueron Mirna Eízaga (IDS), Verónica Suárez (ANEP-UCDIE),
Fernanda Pereyra (DPTAL.SALUD), Diego Álvarez (ANEP-SECUNDARIA), Juri
Roslik (SINDICATO POLICIAL) y Alba Aguilar (REDAM).
Por la Comisión estuvieron presentes los ediles Amparo Madrid, Mayka Acuña,
Gerardo Gándara, Luz del Alba García y María Magallanes, asistiendo también
el suplente de edil Rafael Ferro y el edil Diego Guevara.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

252total visits,1visits today