Diputado Martin Melazzi

Los efectos negativos de comprar en Argentina

La evolución del tipo de cambio nominal en Argentina (dólar blue) y los problemas coyunturales de su economía, ha venido favoreciendo y propiciando que los compatriotas uruguayos vayan a gastar en bienes y servicios en dicho País.

Para el Estado Uruguayo, se hace cada vez más complejo llevar adelante políticas de fronteras que puedan amortizar el terrible impacto económico que sufren varios sectores de la actividad comercial e industrial. Actualmente según un estudio de la Universidad Católica, los bienes más afectados son bebidas con y sin alcohol, tabaco, alimentos, artículos del hogar, prendas de vestir, calzado, medicamentos, combustibles, transporte y servicios profesionales. Las diferencias de precios respecto a Gualeguaychú, Colón y Concordia pueden oscilar entre el 70% y 300% comparado con las capitales Departamentales del Litoral del País.

Todo ésto es un tema que nos ocupa y nos preocupa, tal es así que específicamente en la Comisión de Políticas de Fronteras se ha manifestado, en reiteradas ocasiones, la preocupación por el creciente cierre de comercios en los Departamentos fronterizos y el aumento del desempleo que trae aparejado la caída en las ventas.

Si bien hemos avanzado en generar beneficios fiscales, reducción de Imesi en las naftas y postergación de pagos para las micro y pequeñas empresas para los Departamentos con pasos fronterizos, notamos que dichas medidas son completamente insuficientes para poder paliar la situación comercial que atraviesan las micro y pequeñas empresas uruguayas.
Los enormes problemas económicos de la República Argentina se convierten en una oportunidad para muchos uruguayos de elegir a dicho país como destino preferido para vacacionar, comprar y beneficiarse de los servicios profesionales.

Al conversar con los comerciantes, la mayoría de los encuestados están a favor de imponer una vez más el “0 kilo”, pero esta resolución trae aparejado problemas entre las naciones fronterizas y no son de recibo por los habitantes de las localidades del litoral del país.

Mejorar el control aduanero ha sido y sigue siendo un gran debe de todos los gobiernos y si bien se han contratado nuevos funcionarios e incorporado nuevas tecnologías se vuelve muy difícil poder controlar eficientemente el pasaje de bienes si consideramos que el tránsito de pasajeros promedio por cada puente internacional con Argentina oscila entre 100 a 180.000 personas por mes.

Exhortamos por todo lo expuesto anteriormente, a tomar conciencia del difícil y doloroso momento que atraviesan los trabajadores y comercios en esta zona del litoral y reflexionemos que cada peso que se gaste en nuestro país estamos ayudando a evitar un despedido y a la supervivencia de un comercio o industria que son de los principales generadores de empleo en nuestro país.

Sería bueno que todos los actores políticos, las gremiales de trabajadores, sin distinción de banderas partidarias, incluyamos en nuestros discursos y reivindicaciones el continuar trabajando, cada uno desde su lugar, en defensa de las fuentes laborales, que sin lugar a dudas, redundará en la defensa de nuestros trabajadores.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

1259total visits,2visits today



Deja un comentario