Proyecto Arqueológico San Salvador

En los meses de abril y octubre del corriente han tenido lugar nuevas campañas de excavaciones arqueológicas en el sitio del Proyecto Arqueológico San Salvador, donde en sentido estricto comienza la historia uruguaya.
La presente campaña del mes de octubre ha continuado con el descubrimiento de acumulaciones de adobes que constituyen los restos de las cabañas, y se han recuperado diferentes testimonios culturales relacionados a la vida doméstica. Entre ellos sobresalen los restos de contenedores cerámicos europeos, así como vasijas de la tradición guaraní, curiosamente instalados en pozos, aparentemente por razones de acondicionamiento térmico de las sustancias que allí se guardaban.
En línea con lo relatado en los documentos históricos de la época, los arqueólogos han podido constatar abundantes vestigios de fuego producto de los ataques indígenas que finalmente consiguen desalojar estos primeros intentos colonizadores. Es en este lugar y vinculados a estos conflictos que aparecen en la historia los famosos caciques Yamandú y Zapicán.
Los trabajos van a continuar excavando los restos de viviendas buscando reconocer la estructura espacial del asentamiento. Al mismo tiempo y a una escala mayor los arqueólogos se aprontan a investigar la posible existencia de dispositivos defensivos como fosos o parapetos.
Las excavaciones que se iniciaron en 2011 son llevadas adelante por la Intendencia de Soriano, el Municipio de Dolores y la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación (MEC). Como todos los años participan estudiantes de Arqueología de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, oportunidad en la que aprenden las técnicas de excavación.
A pesar de que los arqueólogos los buscan con lupa son muy pocos los asentamientos que testimonian las primeras etapas de la conquista de América.
De allí la importancia del sitio arqueológico ubicado en la confluencia del río San Salvador con el río Uruguay, uno de los lugares donde se inició la conquista del río De la Plata.
En ese lugar en 1527 se ubicó el Puerto de las Naos de Sebastián Gaboto y en 1574 el campamento colonizador del Adelantado Ortíz de Zárate. Los indios guaraníes que hacía poco habían llegado a la región se aliaron a los españoles para instalarse y controlar ese estratégico enclave en el que confluyen el río Uruguay, de la Plata, el Paraná y el río Negro. Sin embargo, en ambas oportunidades los indios de la región (charrúas y chanás, entre otros) se confederaron para resistir y luego expulsar a los invasores.
Mientras que los vestigios arqueológicos se confrontan con la información histórica, se planifica el acondicionamiento de un lugar en Dolores para la exposición del material recuperado. La idea es apoyar al sistema educativo en el conocimiento de este capítulo clave de nuestra historia nacional, pero que también constituya un atractivo turístico singular.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail


Dejá un comentario

twenty − 10 =