El Tema Retro de la Jornada en SorianoTotal

Dire Straits fue una banda de rock británica, fundada en 1977 por Mark Knopfler (guitarra y voz), David Knopfler (guitarra), John Illsley (bajo) y Pick Withers (batería), con Ed Bicknell como director.

Dire Straits – Sultans of Swing (1978)

You get a shiver in the dark,
It’s a raining in the park but meantime-
South of the river you stop and you hold everything
A band is blowing Dixie, double four time
You feel alright when you hear the music ring
Well now you step inside but you don’t see too many faces
Coming in out of the rain they hear the jazz go down
Competition in other places
Uh but the horns they blowin’ that sound
Way on downsouth
Way on downsouth
London town
Check out guitar george, he knows-all the chords
Mind he’s strictly rhythm he doesn’t want to make them cry or sing
They said an old guitar is all, he can afford

When he gets up under the lights to play his thing

And Harry doesn’t mind, if he doesn’t, make the scene
He’s got a daytime job, he’s doing alright
He can play the honky tonk like anything
Savin’ it up, for Friday night
With the Sultans
We’re the Sultans of Swing
Then a crowd a young boys they’re a foolin’ around in the corner
Drunk and dressed in their best brown baggies and their platform soles
They don’t give a damn about any trumpet playin’ band
It ain’t what they call rock and roll
Then the Sultans
Yeah the Sultans they play creole, creole

And then the man he steps right up to the microphone
And says at last just as the time bell rings
Goodnight, now it’s time to go home
And he makes it fast with one more thing

We are the Sultans
We are the Sultans of Swing

Songwriters: KNOPFLER, MARK

Dire Straits grabó su primer álbum homónimo entre el 14 de febrero y el 8 de marzo de 1978 en los Basin Street Studios, un tiempo muy escaso para un disco medianamente cuidado que supieron administrar bien, pues empezaban a sentir la presión comercial. El LP, cuyo coste ascendió a doce mil quinientas libras, contenía nueve temas, entre ellos Sultans of Swing, Down to the Waterline o Water of Love, Sultans of Swing se convertiría en el primer gran éxito del grupo, y en él el grupo muestra su agradecimiento a dos figuras importantes hasta ese momento: Charlie Gillet, a quien está dedicado, y el abogado Robert Allan, quien les asesoró en la firma de su contrato.

Tras la grabación del disco, Dire Straits se prodigan por toda Inglaterra ofreciendo actuaciones en directo en diversos locales, lo cual les permite darse a conocer y adquirir experiencia a pasos agigantados. La presión sobre la banda es tal que se ven obligados a permitir la retransmisión radiofónica de dos de ellas: una del 13 de abril en Mánchester retransmitida por la BBC, y otra del 19 de abril en Chester ofrecida por Radio Liverpool.3 Phonogram tenía previsto lanzar el disco en mayo, pero debe retrasarse porque el grupo graba el single de Sultans of Swing a finales de abril en los Pathway Studios y faltan algunos pequeños detalles.

El 22 de mayo inician una minigira por Europa junto al grupo Styx que les lleva a tocar en París, La Haya y Hamburgo, regresando en seguida a Londres para preparar la inminente gira promocional en solitario del disco, que se publicó finalmente el 8 de junio en el Reino Unido. La acogida fue buena por parte de la crítica especializada, pero escasa por el lado del gran público británico. El disco alcanza el puesto 37 en las dos primeras semanas, pero desaparece de los primeros puestos enseguida. Sólo la progresiva publicación del álbum en Europa, Estados Unidos y Oceanía (donde alcanzan rápidamente el número uno en ventas) y el éxito de sus giras en directo hace que el disco se afiance hasta convertirse en un superventas.

A finales de 1978, el grupo inicia en los estudios Compass Point de Nassau (Bahamas) la grabación de su segundo álbum, Communiqué, mientras preparan su primera gira por los Estados Unidos. Las sesiones se desarrollan entre el 28 de noviembre y el 28 de diciembre, aunque la banda decide finalmente que las mezclas finales se lleven a cabo en los Muscle Schoals Studios de Sheffield (Alabama), ya en el mes de enero de 1979. Tras ello, el grupo realiza entre el 6 y el 18 de febrero una pequeña gira por Holanda y Alemania, dos de sus principales mercados hasta ese momento, con varias actuaciones en programas de televisión y radio, y otros cuantos conciertos en los que se agotan las entradas. También ese mismo mes, el álbum Dire Straits alcanza el número uno en ventas en Francia y se convierte en disco de platino en Australia y Nueva Zelanda.

A finales de febrero, Dire Straits inicia su debut en los Estados Unidos con una gira que dura desde el 23 de febrero al 2 de abril de 1979, treinta y ocho días frenéticos en los que ofrecen 51 conciertos –todos ellos en locales de pequeño aforo con lleno absoluto– en 19 ciudades de ambas costas, incluidas Toronto y Montreal en Canadá; conceden más de 300 entrevistas y visitan numerosos estudios de radio. La gira es un éxito total que dispara las ventas de su primer álbum en tierras americanas hasta convertirse en disco de platino en Estados Unidos en pocas semanas. Entre los miles de espectadores que acudieron a sus conciertos se encontraba Bob Dylan, quien les descubrió en esta gira y no tardó en trabar tal amistad con los miembros del grupo que Mark Knopfler y Pick Withers acudieron en el mes de mayo a su invitación para participar en la grabación de su disco Slow Train Coming.

Por fin, tras varias semanas de espera el 21 de mayo de 1979 se pone a la venta el nuevo disco Communiqué. El 8 de junio la banda inicia una nueva gira por su país que se extenderá nuevamente a Estados Unidos (septiembre), Europa Occidental (noviembre) y terminará en diciembre de ese año en Irlanda y Londres. Dire Straits completan un año 1979 realmente triunfal en todos los sentidos, aunque el nivel de exigencia hace que acaben física y mentalmente agotados y se tomen un respiro de seis meses. A ello contribuyen también los primeros síntomas de desavenencias internas protagonizados por David Knopfler, el hermano de Mark, disconforme con la presión que el entorno musical ejerce sobre el ya famoso grupo.

Estos dos primeros trabajos son los que configuraron el sonido de la banda, y en ellos se encuentran algunos de los temas más emblemáticos, como el ya mencionado “Sultans of Swing”, en el disco Dire Straits o “Once upon a time in the West” y “Portobello Belle”, en Communiqué.
En junio de 1980, tras un largo descanso, los Dire Straits inician las grabaciones de lo que será su tercer disco. Las sesiones se extienden entre el 27 de junio y el 14 de agosto, durante las cuales se produce el abandono de David Knopfler, quien el 25 de julio anuncia oficialmente su retirada del grupo. Sid McGinnis sustituiría a David durante el resto de la grabación, aunque ninguno de los dos aparece en los créditos del álbum.

El 17 de octubre se publica en todo el mundo el tercer álbum de los Dire Straits, Making Movies, que cuenta con la colaboración a los teclados de Roy Bittan (de la poderosa E Street Band de Bruce Springsteen), que marcó un cambio hacia unos arreglos y una producción más elaborados, tendencia que se mantendría a lo largo de la carrera de la banda. En este disco se incluyen temas como “Tunnel of Love” y “Romeo and Juliet”, que toma el título de la obra de Shakespeare y trata de un amor imposible. También están otros grandes éxitos como “Expresso Love” y “Solid Rock”.

Para cubrir el hueco dejado por David y proseguir por la senda del sonido iniciado en el último disco, la banda decide incorporar a la formación al guitarrista Hal Lindes, californiano de Monterrey, y al teclista Alan Clark, inglés de Durham. Con el nuevo personal, el siguiente álbum fue publicado en 1982 bajo el título Love Over Gold, con sólo cinco canciones aunque todas ellas de larga duración. Tras su grabación, en julio de 1982, el batería Pick Withers decide abandonar la banda, siendo sustituido por Terry Williams de la banda de Dave Edmunds, Rockpile. Este cambio hizo volver a sus orígenes de pub-band británica (al igual que lo era Rockpile); con un sonido más sencillo y desenfadado, frente al rock complejo de sus últimos trabajos. El resultado fue un EP con tres canciones bailables, titulado Extended Dance, que incluiría los conocidos temas “Twisting By The Pool” y “Two Young Lovers”, además del menos conocido “If I had you”.

El siguiente disco de larga duración en salir al mercado fue el directo Alchemy en 1984, en el que se recogen casi todos los mejores temas de la banda, incluido “Going Home”, de la película Local Hero, cuya banda sonora fue publicada como trabajo en solitario de Mark Knopfler. También firmaría en solitarío en estos años las bandas sonoras de Comfort & Joy y Cal, donde conocería al teclista Guy Fletcher.
Los cambios continuaron en la alineación de la banda: salió Hal Lindes y entró Jack Sonni para sustituirlo. Además, la banda contrata a Guy Fletcher como un segundo teclista. En 1985 se lanza a la venta Brothers In Arms que fue un gigantesco éxito internacional, del que salieron varios singles, incluyendo el que fue número uno “Money for Nothing”. En el álbum participaba también Sting entre otros. La portada de este disco, con una de las guitarras de Mark Knopfler en ella, es una de las más famosas de la historia de la música contemporánea. En este disco se encuentran, además del ya mencionado “Money for Nothing”, temas como “So far away”, “Walk of Life” o “Brothers in Arms”, canción que trata del horror de la guerra con un fondo musical que hace la letra aún más estremecedora, si cabe.

La gira mundial que siguió al álbum en 1985-86 fue un auténtico éxito, incluyendo una aparición en Live Aid el 13 de julio de 1985, con Sting como vocalista invitado. La gira finalizó en el Entertainment Centre de Sídney, Australia, donde Dire Straits todavía mantiene el récord de apariciones consecutivas (21 noches), la última de las cuales es conocida por su versión calypso de “So Far Away” y una improvisación de la canción folk australiana “Waltzing Matilda”. En un período de dos años, Dire Straits tocó 247 conciertos en más de 100 ciudades diferentes.

Ayudó al gran éxito de este disco, Brothers in Arms, el hecho de que fue uno de los primeros trabajos grabado digitalmente en su totalidad y que estuvo disponible en el novedoso (en aquel momento) formato Compact Disc. Esto tuvo el efecto colateral de hacerlo uno de los álbumes más vendidos entre los consumidores partidarios de esta nueva tecnología. Asimismo, el nuevo formato era un excelente escaparate para una meticulosa producción de Knopfler de sus primeros álbumes, lo que llevó a muchos seguidores a volver a comprar los anteriores trabajos. En parte como resultado de esto Dire Straits fue la banda con mayores ventas en el mundo a mediados de los años 80.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

1501total visits,2visits today


Tags :

Deja un comentario

1 + 10 =