Brasil 2 Uruguay 2

150215_92516En el 1er tiempo Brasil le gana a Uruguay en Recife, por la 5ta fecha de las eliminatorias por 2 a 1 y el primer gol a los 43 segundos, tras un fallo tremendo de Coates que sale a marcar al puntero brasileño que se hizo un festín, cuando su posición es la del centro del área en estas situaciones, hace prever que Brasil llega con un sistema estructurado y se estudió el esquema de emergencia de la defensa uruguaya, tras las lesiones que sufrió toda la defensa celeste.

Fue un balde de agua fría pero más para el espectador que para los jugadores.

Un Victorino sin ideas o gran clase, pero muy concentrado, Arévalo rindiendo como siempre, Sánchez impecable así como Cavani y el Cebolla por nombrar algunos.

Cuando Uruguay se adueña del balón y comienzan a juntarse adelante (hasta vimos a Coates pisando el centro del campo con Uruguay al ataque) viene una segunda distracción o error/horror de la defensa improvisada del Maestro Tabarez y Brasil encuentra el segundo gol, tras una jugada al estilo “bobito” por fuera del área celeste hasta encontrar el pase filtrado y gol de los norteños.

Otro balde de agua helada, pero los celestes en el campo, como si nada. En un momento crucial, Palito Pereira ataca cruzando al mitad del campo, le salen 2 a defender escalonados, sobre el sector izquierdo del ataque charrúa, le hace un caño al primero, corta un poco al medio y centra al segundo palo, para que por ese sector la den al medio, por donde entra Cavani a definir de manera soberbia. 2-1.

De ahí en más Uruguay no sufrió tanto y en una jugada rápida, por la margen derecha del ataque le cae por fin una pelota a Suarez, que se revuelve como puede y mete el tiro que se le cuela al arquero Brasileño. 2 a 2 y parecía que podía más Uruguay.

Sobre lo minutos finales Brasil es un tembladelar atrás, le cae una pelota casual a Suarez que hasta lo sorprendió, arremete y patea solo frente al golero dándole con el balón en el pie derecho del arquero, que era el de apoyo!, y solo por esa fortuna que pueden tener algunos, la pelota se va lejos.

Al poco tiempo se produce una especie de parálisis en la defensa brasilera que quien lo veía no podía creer lo estático de sus zagueros ante un ataque con centros incluídos de los celestes. De milagro Uruguay no consigue (otra vez) el tercer tanto.

Pitó muy justo el argentino el final de partido, donde se hizo el distraído con Gustavo Luis, que cometió tantas faltas, que con solamente las que le hizo a Cavani y a Suarez alcanzaba para que un árbitro coherente le hubiera mostrado 3 rojas o 6 amarillas.

En su lugar este señor, las cambió por una amarilla  a Suarez en un cruce en pelota dividida, sin que el pistolero hubiese cometido infracción en todo el partido, y una amarilla a Neymar por pisotón. Las demás tarjetas bien, pero fueron pocas.

Sabor a poco para Uruguay que mereció ganar.

“El resultado nos deja conformes por el equipo al que enfrentamos, por la condición de visitante y por cómo empezó el partido”, dijo Tabárez tras el 2-2 ante Brasil, y remarcó que “Uruguay no es Suárez y 10 más”. “Pudimos haberlo ganado por lo hecho en los últimos minutos”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2231total visits,1visits today



Deja un comentario

15 + eight =