Segunda Final fue para El Costero

Tremendo partido ganó Remeros ante Pacaembu, por la mínima diferencia.

Partido por demás peleado, con un Remeros tirado al juego ordenado y colectivo, y un Pacaembu efectivo y preciso.

La única nota que desentonó como ya lo hizo en partido entre Anastasia vs Remeros (la penúltima vez que se encontraron en Fray Bentos) y entre Pacaembú vs Praga en cancha de Pacaembú la dieron los jueces capitalinos, con fallos groseros favoreciendo en aquellos al ganador y al perdedor en esta oportunidad.

De no haber mediado una mano importante a favor de los de calle Detomasi (sin dudas casual) la diferencia pudo ser mayor, con un Remeros que nunca bajó los brazos, que siempre fue a más, tratando de tapar alguna distracción con la recuperación de rebotes o en la marca.

Debemos decir que por parte del juez locatario, los errores fueron para los dos lados.

Pacaembú por su parte, ordenado como siempre, utilizando el tiro cercano al aro de sus dos jugadores de mejor estatura, y luego el tiro desde tres. Este recurso empató el partido cuando parecía que se lo quedaba Remeros.

El primer cuarto fue en los primeros minutos todo para Pacaembu, con excelentes jugadas en velocidad y bandejas certeras que Remeros parecía no poder controlar.

Más adelante el ingreso de Siniestro, le dió más marca y más orden al equipo Costero, que ya crecía.

Después fué un partido parejo en cuanto al tanteador, con buena recuperación de pelota para los dos lados, pero con errores tremendos en cuanto a la sanción de faltas, tanto en cantidad como calidad de las mismas. Esto siempre favoreciendo a una parte.

No es de recibo que un juez que arbitre este tipo de partidos, vea una falta sobre Facundo Ferreira, que recupera y escapa del marcador, éste lo tome de la ropa y no cobre falta antideportiva, (como si ocurrió más tarde en una pelota dividida favoreciendo a Pacaembu).

Cada entrada del capitalino que defiende a Remeros sobre todo en la primera parte, fueron cortadas con faltas claras que el juez no cobró.

Una pena que pasen este tipo de cosas porque la gente no es tonta. Ni los simpatizantes de Pacaembu ni los de Remeros. Cuando pasa el momento caliente del partido y la gente reflexiona ve que algo raro pasa, y esto en definitiva genera a la postre violencia, de la cual ya no podemos aceptar más en el deporte.

Hay que prevenir que la gente se violente, sí de acuerdo, pero los arbitrajes deben ser impecables, y la verdad los jueces locatarios si bien tuvieron errores como en todos los juegos sucede, éstos fueron fortuitos y casuales, no así en tres partidos, una final y dos semifinales, para los de la Capital.

Si al hincha de Praga esto le suena, no estan solos.

A los efectos de que el lector pueda corroborar el desarrollo de gran parte del partido lo estaremos poniendo on-line cuando esté lista su edición.

Escrito por: CACP

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

1362total visits,1visits today



Deja un comentario

18 + 16 =